Stonewall InfoTech Ir al contenido

Cesta

La cesta está vacía

Consigue un 10% de descuento suscribiéndote a la Newsletter

Cuidado de las joyas

Una joya de Gioia es una inversión atemporal. Cuidar adecuadamente tu joyería ayudará a mantener su esplendor, brillo y vida útil. A continuación, te ofrecemos algunos consejos útiles sobre cómo cuidar y mantener tu joyería.

Mantener el brillo

Todas las piezas de Gioia han sido tratadas con una técnica que ayuda a prevenir la pérdida de brillo.

Sin embargo, es importante que sigas nuestras instrucciones de cuidado sugeridas:

  • Tu joyería puede perder su brillo cuando está expuesta al aire durante mucho tiempo.
  • La pérdida de brillo o el oscurecimiento es un proceso natural que puede recuperarse mediante un lavado especial (como se describe más adelante).
  • Te recomendamos encarecidamente que te quites la joyería antes de ir a dormir, ducharte o participar en cualquier actividad física.
  • La exposición a ciertos productos químicos o ambientes puede comprometer la integridad de tu joyería. Esto incluye (pero no se limita a): sudor, perfumes/colonias, productos de limpieza, cloro, agua salada, o limpiadores de plata, etc.


Limpiar tu joyería

Mezcla un poco de jabón con agua tibia y frota la pieza con un cepillo de dientes suave. Los cepillos de dientes son perfectos para limpiar joyería con rincones de difícil acceso. Si la suciedad persiste, lleva a cabo el mismo proceso en agua limpia. Importante: los artículos chapados en oro requieren un mayor cuidado. Frotar demasiado fuerte puede causar pérdida de chapado. Por lo tanto, es importante que lo hagas suavemente para evitar cualquier daño. Un paño especial para pulir la plata es una excelente herramienta para hacer que tu joyería vuelva a brillar, en caso de que se oscurezca con el tiempo. Sin embargo, esta técnica no eliminará los arañazos o abolladuras presentes en la joyería.

Almacenar tu joyería

Tu joyería debe mantenerse alejada de cualquier exposición al sol o lugares cálidos, idealmente en una caja de joyería acolchada o en una bolsa resistente al deterioro. También puedes guardarlas en bolsas de plástico (polietileno) individuales herméticas al aire. Nunca uses contenedores de goma, ya que estos pueden provocar un oscurecimiento acelerado y es probable que hagan que la joyería se oscurezca. En ningún caso debes guardar tu joyería en un baño o cualquier lugar húmedo. Ten en cuenta que las cajas de Gioia no están diseñadas para mantener los artículos en perfectas condiciones durante períodos prolongados de tiempo, ya que no son contenedores herméticos, y puede ocurrir alteración de color debido a la falta de uso.

Ten en cuenta

Gioia no puede garantizar que el chapado en oro de nuestros artículos dure para siempre. Los artículos chapados en oro son, por naturaleza, más frágiles y susceptibles a perder color con el tiempo. La velocidad a la que este color se desvanece dependerá de varios factores, como el uso de productos químicos en la piel, cuánto suda la persona que lo lleva, o incluso el nivel de pH de la piel del individuo. Por esta razón, es especialmente importante asegurar un cuidado adecuado de tu joyería chapada en oro.